Póquer

El póquer es un juego de cartas de los llamados de “apuestas”, en los que los jugadores, con todas o parte de sus cartas ocultas, hacen apuestas sobre una puja inicial, recayendo la suma total de las apuestas en el jugador o jugadores con la mejor combinación de cartas.

Para jugar, se deben aprender, al menos, las reglas básicas y procedimientos de este juego (ver jugadas del póquer), los valores de las distintas combinaciones de cartas (manos de póquer) y las reglas acerca de los límites de apuesta (reglas de las apuestas de póquer), así como familiarizarse con los diferentes objetos que se utilizan en el juego (botones de repartidor o dealer y ciegas, fichas…).

Hay muchas variantes de póquer, entre las que cabe señalar el póquer abierto, póquer cerrado, póquer de cartas compartidas y póquer surtido. Los más jugados de las primeras tres categorías son, comúnmente, el póquer tapado (cinco cerrado o draw poker), siete abierto (seven-card stud), Omaha hold ‘em y Texas hold ‘em, siendo cada una de las cuales un buen punto de partida para aprender los juegos de este tipo. Se usan todas las cartas, incluidos los jóquer en algunas modalidades.

Clasificación de las jugadas

Jugada Jugada en inglés Descripción Ejemplo Combinaciones Posibles
1 Escalera real o flor imperial Royal flush Cinco cartas seguidas del mismo palo del 10 al As. Royal Flush.png 4 entre 2.598.960
2 Escalera de color Straight flush Cinco cartas consecutivas del mismo palo. Straight Flush.png 36 entre 2.598.960
3 Póker Four of a kind oQuad Cuatro cartas iguales en su valor. Poker.png 624 entre 2.598.960
4 Full Full House Tres cartas iguales en su valor(trío), más otras dos diferentes en su valor(par). Full.png 3.744 entre 2.598.960
5 Color Flush Cinco cartas del mismo color (palo), sin ser necesariamente consecutivas. Flush.png 5.108 entre 2.598.960
6 Escalera Straight Cinco cartas consecutivas sin importar el palo. Straight.png 10.200 entre 2.598.960
7 Trío Three of a kind oSet Tres cartas iguales de valor. Three of a kind.png 54.912 entre 2.598.960
8 Dobles parejas Two pair o Pocket Dos pares de cartas del mismo número (par y par). Two Pairs.png 123.552 entre 2.598.960
9 Pareja One pair Dos cartas iguales de número (y tres diferentes). One Pair.png 1.098.240 entre 2.598.960
10 Carta alta High card Gana quien tiene la carta más alta de todas. No Pair.png 1.302.540 entre 2.598.960

Jugadores por ordenador

En la actualidad existen varios cientos de salas online que permiten jugar a casi todas las variantes del póquer existentes. El hecho de poder estar sentado desde casa y jugar con alguien de cualquier otro territorio ha hecho que la industria del póquer online crezca desmesuradamente, produciéndose no hace mucho un récord en el software PokerStars de más de 200 000 jugadores a la vez. Este hecho ha producido un cambio radical en lo que es el juego en sí, ya que, a diferencia del juego real, el juego online atrae a muchísimos más jugadores (novatos y expertos) que a falta de pocas señales físicas sobre la mano de su rival (tells) necesitan desarrollar un juego matemáticamente rentable (EV+) para conseguir beneficios directos.

Flop

En las distintas variantes de Póquer en que se usan naipes comunitarios como es el caso del Texas Hold’em o el Omaha se llama flop a los 3 naipes que se ubican boca arriba en la mesa, esta es la segunda de las 4 rondas que encontramos en una mano de cualquiera de estas modalidades.

En esta ronda se sacan al centro de la mesa las tres primeras cartas comunes boca arriba y vuelve a comenzar la acción empezando por la ciega pequeña, el jugador a la izquierda del botón.

Los naipes que conforman el flop deben sacarse siempre de la parte superior del mazo y para poder evitar estafas el primero de los naipes que quedó en la cima del mazo mientras duraba la primera rueda de apuestas se elimina sin enseñarlo y de esta manera se toman los que forman el flop (a esto se le llama “quemar” la primera carta).

Para poder verse el flop es preciso que más de un jugador permanezca en la mano después de la primera ronda de apuestas, ya que si los jugadores abandonan la mano, el jugador que permanece automáticamente gana la mano sin la necesidad de enseñar las tres primeras cartas comunes.

En la situación en que varios jugadores permanezcan después de la primera ronda de apuestas (preflop), para que los jugadores puedan “ver el flop” es obligatorio que estos hayan apostado la misma cantidad al pot.

Véase también

Habilidades en el Póquer

Los expertos dicen que en el Póquer se debe jugar pensando como un profesional, pues no siempre se ganan partidas con manos valiosas. Hace falta meterte en el cuerpo de tus contrincantes.

Según varios estudios, los jugadores de Póquer tienen altas capacidades en el campo de las matemáticas, la psicología y los negocios. Así, saben las probabilidades que tienen de conseguir color o de ganar jugando con una pareja. La disciplina es un factor importante, ya que hay que saber apostar bien y retirarse cuando sea necesario.

Historia

La historia del póquer es un tema a debate. El nombre del juego parece descender del término francés poque, que desciende a su vez del alemán pochen (‘golpear’), pero no está claro si los juegos a los que se refieren estos nombres fueron los verdaderos orígenes del póquer. Tiene una gran similitud con el juego persa as nas, y puede que los marineros persas se lo enseñasen a los colonos franceses en Nueva Orleans. Se cree que comparte paternidad con el antiguo juego del Renacimiento llamado primero y con el francés “blean”. El juego inglés brag (del antiguo bragg), descendía claramente de brelan, e incorporó el bluffing “engaño, farol” (aunque el concepto ya era conocido en otros juegos de aquella época). Es bastante posible que todos estos juegos antiguos influyeran en el desarrollo del póquer tal y como existe en la actualidad.
El actor inglés Joseph Crowell describía el juego tal y como se jugaba en Nueva Orleans en 1829: jugado con una baraja de 20 cartas, cuatro jugadores apostaban acerca de qué mano de cartas era la de mayor puntuación. El libro de Jonathan H. Green: An Exposure of the Arts and Miseries of Gambling, Una exposición de las artes y miserias de las apuestas (G. B. Zieber, Philadelphia, 1843), describe la expansión de este juego por el resto del país, a través de las barcazas del río Mississippi, donde las apuestas eran un entretenimiento común.

Poco después de esta expansión, se utilizó la baraja inglesa completa de 52 cartas y se introdujo la jugada “color” (tener cinco cartas no consecutivas del mismo palo, por ejemplo cinco tréboles). Durante la Guerra Civil Americana, se añadieron muchas cosas, inclusive el póquer de descarte, póquer descubierto y el póquer de secuencia. A estos le siguieron más añadidos, de tendencias estadounidenses, como los comodines (alrededor de 1875), lowball y split-pot poker (alrededor de 1900), y los juegos de póquer de cartas comunitarias. La expansión del juego a otros países, particularmente a Asia, se suele atribuir al ejército de los EE.UU.

El juego y jerga del póquer han llegado a ser parte importante de las culturas de habla inglesa. Frases como ace in the hole (un as en la manga), beats me (ni idea), blue chip (de primera), call the bluff (ver un farol [darse cuenta de que alguien farolea]), cash in (sacar partido), poker o poker face (poner cara de póquer [refiriéndose a no mostrar expresión alguna en el rostro]), stack up (adelantarse), wild card (carta comodín o joker) y otras, son usadas en conversaciones cotidianas, incluso fuera de su contexto de la mesa de póquer.

El torneo moderno se hizo popular en los casinos estadounidenses tras el comienzo de las Series Mundiales de Póquer en 1970. Fue también durante esta década cuando aparecieron los primeros libros serios acerca de estrategia; en particular “Theory of Poker” David Sklansky, o “Super system” por Doyle Brunson. Las retransmisiones vía satélite y por cable de los torneos han añadido popularidad al juego.

Entre los grandes jugadores del juego destacan Sam Farha y Omar Muhtaseb (autor del libro de éxito mundial: ¿Tú no has visto el bote?).

Es uno de los juegos más jugados en casinos de todo el mundo, en sus torneos pueden llegar a participar hasta varios miles de jugadores en mesas de 8, 9 o 10 jugadores dependiendo del lugar y tipo de torneo.
El 29 de abril del 2010, el póquer fue aceptado como Deporte Mental por la Asociación Internacional de Deportes Mentales (International Mind Sports Association – IMSA), lo que representa un primer paso en su evolución futura, y podría convertirse en disciplina olímpica y estar presente en Londres 2012 en los Juegos Mundiales de Deportes Mentales que se disputarán en paralelo a los Juegos Olímpicos.

Apariciones en las pantallas

El Póquer es un juego muy presente en el cine. Aparece en la trama de muchas películas como Rounders, The Big Blind, Casino Royale, el Hombre del Brazo de Oro y Cincinnati Kid.
Además, también podemos ver al Póquer en numerosos videojuegos de aventuras. En el juego Apollo Justice: Ace Attorney se habla del Póquer como una competición en la que debes leer la mente del rival, sus gestos y sus “tics” para ganar, ya que una retirada a tiempo puede darte más tarde la victoria.